También en Castilla

"Que la destrucción del relato nacional sirva para explorar otras formas de estar juntos". El autor de 'La hora violeta' se estrena en la no ficción con un singular y admirable ensayo sobre el misterioso país que advertimos desde la autovía, el de los pueblos.

Recientemente, el Partido Castellano (PCAS) ha presentado alegaciones a los Presupuestos del Ayuntamiento de Burgos para 2016, aprobados inicialmente en sesión plenaria del pasado 11 de Marzo. Los castellanistas reclaman que se prioricen las iniciativas tendentes a impulsar la actividad económica y la creación de empleo en la ciudad, reducir 20 millones de euros en actividades innecesarias y superfluas, abrir los Presupuestos Municipales a la Participación Ciudadana, y destinar inversiones y remanentes a actuaciones ambientales y sostenibles, a mejorar las infraestructuras de los barrios y las instalaciones municipales. Pronto tendrá lugar el Pleno del Ayuntamiento en que se debatan esas alegaciones, y mucho me temo que el resultado, archiconocido por su anual repetición, será el de siempre: rechazo absoluto por parte del PP, que monopoliza el gobierno, y rechazo también absoluto por la oposición; una oposición que por un lado coquetea con ser la muletilla de Lacalle al frente del consistorio burgalés, como el PSOE o Ciudadanos, y que por otro lado, el de Imagina (Podemos + IU) siente alergia ante la posibilidad de que otros, como los castellanistas, les arrebaten el papel de oposición dura, digna y alternativa.

El director de Infraestructuras de la comunidad vecina propuso la medida en la reunión con la Plataforma por la recuperación del Directo. Empezará cuando se constituya el gobierno.

El edificio del Viejo Hospital General Yagüe de Burgos, corre un peligro inminente de desaparición. El que ha sido el centro hospitalario básico de la provincia de Burgos, desde su inauguración en 1960 hasta su abandono definitivo en 2012, cuando quedó sin uso, tras el traslado de todos sus servicios sanitarios al edificio del Nuevo Hospital Universitario de Burgos (HUBU) tiene ya fecha programada para su demolición, ahora que ha sido transferida su propiedad la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Adelanto de "Castilla y los medios de incomunicación". Novela digital de Mañueco, de inminente aparición

Es coportavoz de EQUO y recientemente elegido Diputado en el Congreso, dentro de las listas de Podemos. Estuvo en una charla-debate en el emblemático Instituto Sagasta. Centrándose en la planta nuclear de Garoña, situada en la provincia de Burgos, lindando con Álava y Rioja.

La monstruosa crisis económica que hemos padecido en España, y de la cual no nos hemos recuperado, por más propaganda mediática que nos quieran inocular, ha servido de escenario para plantearnos los tres grandes problemas que nuestro país debe resolver si pretende una viabilidad razonable para las próximas décadas: en primer lugar, la Regeneración de nuestra vida política, habilitando mecanismos que impidan la corrupción y hagan pagar de forma ejemplar a los culpables de décadas de desmanes, sus desaguisados, despilfarros y latrocinios, y además debe hacerse profundizando el carácter participativo, transparente y popular de nuestra democracia; desde mi punto de vista, esto será impensable sin una decidida y amplia reforma constitucional. En segundo lugar, es urgente buscar una salida sostenible e igualitaria a la crisis de nuestro sistema productivo, poniendo en funcionamiento otros modelos económicos más eficientes, tecnológicos e innovadores. El último nudo gorgiano a resolver en nuestro país es la cuestión territorial, amortiguada tras el pacto de 1978, con el estado de las Autonomías, pero ahora hirviendo en su total intensidad, mientras se confrontan modelos recentralizadores con otros que lisa y llanamente apuestan por el separatismo.

El PARTIDO CASTELLANO (PCAS) viene reivindicando desde hace años la pervivencia de esta línea.

Poema de Juan Pablo Mañueco: La Historia entera de Madrid, en verso

Las corales reuniones que estos días tienen diferentes grupos políticos en el Congreso de los Diputados, de cara a definir sus posiciones políticas ante la sesión de investidura del socialista Pedro Sánchez los próximos 1 y 2 de Marzo, evidencian suntuosos ballets que a veces denotan más un interés en posicionarse de forma favorable ante unos nuevos comicios generales en junio que una real voluntad de alcanzar acuerdos, tanto para elegir al nuevo presidente del Gobierno como para sustentar su acción durante la legislatura.

Páginas