Se encuentra usted aquí

Inicio

Una economía baja en carbono.

Es, sin embargo, el Cambio Climático, por sus graves e intensas consecuencias sobre la Salud, sobre las sociedades y sobre la naturaleza, el fenómeno ambiental más amenazador. Desde el 2001, la humanidad ha vivido los 16 años más cálidos de su historia desde que hay registros (solo 1998 ha sido uno de los años más cálidos fuera del siglo XXI), y la comunidad científica coincide en que son las emisiones de gases de efecto invernadero las responsables de este catastrófico evento.

Reducir, por tanto, las emisiones de dióxido de carbono y otros gases que provocan el calentamiento global, es una prioridad absoluta, no solo para la Naturaleza, sino para nuestra salud, para el equilibrio de nuestras sociedades y para la economía. Y para ello es vital acabar con el uso de los combustibles fósiles, con la economía basada en quemas carbono, pues es, de todo punto, insostenible.

A mediados de febrero, se han celebrado en el Parlamento Europeo unas Jornadas sobre el futuro de las cuencas Mineras, organizada por Primavera Europea, coalición europeísta de la que el Partido Castellano (PCAS) forma parte. A la misma asistieron para dar voz a castilla dos compañeros castellanistas: el madrileño Pedro Juan Sánchez y el burgalés Matías Álamo.

En este evento, de debate y reflexión se generaron interesantes propuestas para el futuro de nuestras comarcas Mineras, ya que los castellanistas consideramos necesaria la implicación rigurosa y sostenida en el tiempo de la Unión Europea, del Gobierno de España y de la Junta de Castilla y León para poder construir una alternativa de futuro sostenible para las comarcas mineras castellanas, desde la perspectiva de un futuro queno pasa por la quema de carbón y que debe tener como prioridad que en 2050, el 100% de la energía que consumamos provenga de fuentes totalmente renovables.

Desde el Partido Castellano (PCAS) se ha defendido una acción pública decidida y coordinada entre todas las administraciones implicadas para abordar un futuro sostenible para las zonas afectadas por el declive de las cuencas mineras. La Unión Europea tiene que tener sensibilidad con estos territorios que afectados un monocultivo económico pueden caer en la depresión económica y despoblación si no hay impulso firme desde lo público, para crear proyectos económicos y sociales, viables, endógenos, autocentrados, que fijen población y generen un futuro basado en la puesta en valor de los recursos propios de estos territorios.

Las jornadas del Parlamento Europeo pusieron en evidencia que lamentablemente se han perdido muchas oportunidades con una gestión pésima de los fondos públicos invertidos en las comarcas mineras castellanas hasta la fecha. Hay que revertir esta situación y seleccionar con rigor el modelo sostenible al que dirigirnos, con una gestión eficiente y eficaz del dinero a aportar por parte de todas las administraciones.

Todos tenemos que ser conscientes del futuro limitado del carbón y abogar por impulsar alternativas económicas, consensuadas y compartidas por la población de las comarcas afectadas, que permita fijar actividad y por tanto población en el territorio afectado. Los castellanos, en especial en el norte de León y de Palencia, en el Bierzo y en el sur de Ciudad Real, somos directamente afectados y no podemos permanecer en la indefinición constante.

Necesitamos certeza, una hoja de ruta, impulsada desde lo público, que permita crear condiciones para la inversión, la creación de empleo y por tanto fijación de la población en las comarcas mineras.

Desde el Partido Castellano (PCAS) somos conscientes que la economía del carbón se terminará, pero también sabemos que hay futuro para estas comarcas, si desde ya construimos un modelo de desarrollo económico nuevo basado en el fomento del nuevo emprendimiento rural, la diversificación de los negocios y la innovación. Mejor que un gran proyecto o sector “motor” es apostar por diversificar, sacando más partido a nuestros principales activos potenciales: agroindustria, energías renovables y tecnologías de la sostenibilidad, pequeña industria y servicios, siguiendo las buenas prácticas que han fructificado en otras zonas de Europa.

 

Artículo de Luis Marcos publicado en: http://burgosconecta.es/blogs/latenadadelcomun/2017/02/23/una-economia-b...

Share